brujas belgica

Recorrer Brujas en un día

Brujas es una ciudad realmente fascinante y vibrante que verdaderamente merece una visita, al menos de un día como hicimos nosotros en navidades. Recorrer Brujas en un día es más que suficiente para llevarte una gran álbum de fotos de una de las ciudades más bonitas de Europa; sus canales, sus edificios clásicos y antiguos, su catedral, sus callejuelas, sus calles empedradas … cada rincón esconde una historia.

Pero, ¿qué ver si sólo tienes un día para visitar Brujas?. Tanto si estás de paso o has decidido hacer una excursión de un día, o cualquiera sea la razón por la que visitas Brujas en un día, puedes estar seguro que un día es más que suficiente para descubrir esta maravillosa ciudad situada al oeste de Bélgica. Muy bien situada para una excursión de un día desde Amsterdam en Holanda, París en Francia o desde Gante o Bruselas en el mismo Bélgica.

Tanto si llegas a Brujas la noche anterior o si llegas temprano por la mañana, vas a necesitar bastante combustible para visitar la ciudad, porque la ciudad se descubre caminando fácilmente. La mejor manera de comenzar el día descubriendo Brujas es realizando una combinación de turismo y desayuno o lo que es lo mismo, un poco de turismo gastronómico bien de calorías porque aunque un día se suficiente para visitar Brujas, vas a necesitar bastante combustible. Un desayuno tradicional belga a base de un café o chocolate caliente y un gofre tradicional con chocolate, frutas o algún helado es una manera maravillosa de comenzar el día en Brujas.

La histórica plaza del mercado está repleta de restaurantes, terrazas y puestos callejeros que ofrecen un perfecto telón de fondo para comenzar el día desayunando al más puro estilo belga. La Plaza del mercado principal de Brujas está rodeada de edificios históricos medievales, donde se pueden encontrar multitud de tiendas de dulces y regalos para los más golosos, la plaza es el centro de la ciudad y es un excelente punto de partida para comenzar a explorar la ciudad. Además, si como nosotros, viajas en Navidad, los mercados de Navidad son de lo más bonitos, en la plaza del mercado además rodean a una preciosa pista de patinaje sobre hielo.

BrujasPlaza del mercado en BrujasCanales de BrujasBrujas en Bélgica

Mientras se camina y de descubre la ciudad y tras un buen desayuno, da tiempo a visitar al menos dos o tres museos hasta la hora de comer. El Museo Groeningemuseum alberga una gran variedad de impresionantes colecciones de arte, desde la pintura flamenca temprana al arte moderno. Desde ahí se puede caminar al cercano Museo del Chocolate, donde sorprende la fascinante historia del chocolate contada por un guía, y por supuesto, hay un montón de chocolate a un precio muy por debajo que el resto de tiendas de Brujas.

Para tener una vista panorámica única de Brujas, lo mejor es subir a la torre del campanario, y desde aquí decidirse por algún museo importante como el Museo de Artes y Tradiciones Populares. Por otro lado, Brujas también tiene una serie de museos un tanto más raros pero a su vez maravillosos como por ejemplo, hay un museo de las patatas fritas (Frietmuseum), un peculiar museo que por supuesto y como no podría ser de otra manera, permite degustar una gran variedad de platos a base de patatas frutas.

De todo que pudimos visitar en Brujas en un día, nuestro top 10 de Brujas es:

  1. Lago del Amor, localizado justo al sur de la fábrica de cerveza De Halve Maan Brewery, el llamado de su traducción del belga, lago del amor es donde confluyen la mayoría de los canales de Brujas. Aquí hay preciosos parques con cisnes, ardillas y muchos otro animales.
  2. Centro histórico de Brujas, sin duda es el por qué de tu visita (y la nuestra) a Brujas, no es casualidad de que su centro histórico y sus calles medievales sean patrimonio de la humanidad por la Unesco. Sus canales y edificios se mantienen tal cuál estaban en la edad media.
  3. Fábrica de cerveza De Halve Maan, los belgan saben hacer cerveza como nadie y Brujas fue una ciudad que históricamente fabricaba una gran cantidad de cerveza a través de sus docenas de fábricas, pero, hoy en día, De Halve Maan es la única que se mantiene en pie, exactamente desde el siglo XVI, fábrica que está operando ininterrumpidamente desde el año 1856.
  4. Plaza del mercado, si bien, el centro histórico es de por sí un punto a parte, es la Plaza principal de Brujas la que contiene los más pintorescos e impresionantes edificios medievales, a parte de multitud de cafés, restaurantes, carruajes tirados por caballos y multitud de turistas, pero claro, no es para menos, a cinco minutos está la maravillosa iglesia de Nuestra Señora y el museo Groeninge.
  5. Campanario del mercado, en la edad media, la torre del campanario gótico de Brujas presidía un bullicioso mercado en el centro de la ciudad. Hoy en día, las campanas aún resuenan a carrillón, tan fuerte que se pueden escuchar desde casi toda la ciudad de Brujas. También se pueden subir los 366 escalones de la torre, desde donde se tiene una impresionante vista panorámica de Brujas.
  6. Iglesia de Nuestra Señora, un precioso edificio que tras dos siglos de construcción, se terminó en el siglo XV, dando como resultado un capitel de 115 metros, el más grande del mundo. En su interior hay otro tesoro artístico, que la escultura del gran Miguel Angel “Virgen con el Niño”.
  7. Beaterio, también conocido como Begijnhof, un pequeño barrio repleto de modestas casas y una iglesia, barrio que se remonta al siglo XIII. Aunque tiene una gran historia, hoy en día las monjas benedictinas son las habitantes de este barrio en el que se pueden visitar sus preciosos jardines y un pequeño museo.
  8. Museo Groeninge, el Museo de Bellas Artes de Brujas, alberga una serie de obras de los famosos pintores flamencos del siglo XV como Jan van Eyck y Hans Memling. También tienen obras de los primeros artistas flamencos, así como de los más modernistas. Para los enamorados de la pintura y la historia, este museo va a haceros disfrutar de lo lindo.
  9. Basílica de estilo románico de la Santa Sangre, la cuál contiene curiosamente un nivel superior de estilo gótico. Pero la mayoría de los visitantes acuden directamente a esta capilla en busca de un pequeño frasco de sangre, que se dice haber pertenecido a nada menos que Jesucristo. Cada año, el día de la Ascensión (mayo o junio), el obispo de Brujas acompaña a la santa reliquia a través de las calles de la ciudad en la procesión de la Santa Sangre.
  10. Frietmuseum, pretende ser el primer y único museo del mundo dedicado a patatas fritas belgas. En el primer piso del museo se puede aprender sobre la historia de Bélgica con respecto a éste peculiar alimento; en la planta baja, el museo recorre las raíces e historia de la patata desde que los españoles la trajeron de Perú; y en el sótano se pueden degustar unas patatas fritas sabrosas y de todos los estilos posibles.

Después de todo el día descubriendo y recorriendo la ciudad, tanto la hora de la comida o almuerzo y la cena se pueden disfrutar en alguno de los impresionantes cafés y restaurantes de Brujas. Desde antiguas posadas flamencas a la cocina moderna, en cualquiera de ellos encontrarás una comida suculenta y sabrosa, pero eso sí, Brujas y Bélgica en general no es barato.

Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica Brujas en Bélgica

Después de la cena y para completar el día, ¿por qué no disfrutar de un concierto o música en directo?, Brujas tiene una un montón de espacios culturales destinados a la música. Desde el precioso Teatro de la ciudad o la famosa sala Concertgebouw, mencionando también los muchos restaurantes del centro con música en directo, las actuaciones musicales de Brujas por la noche ayudan a relajarse e inspirarse sobre lo vivido y descubierto en Brujas en un sólo día.

Email this to someonePrint this pageBuffer this pageTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+8Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0
Brujas es una ciudad realmente fascinante y vibrante que verdaderamente merece una visita, al menos de un día como hicimos nosotros en navidades. Recorrer Brujas en un día es más que suficiente para llevarte una gran álbum de fotos de una de las ciudades más bonitas de Europa; sus canales, sus edificios clásicos y antiguos, su catedral, sus callejuelas, sus calles empedradas ... cada rincón esconde una historia. Pero, ¿qué ver si sólo tienes un día para visitar Brujas?. Tanto si estás de paso o has decidido hacer una excursión de un día, o cualquiera sea la razón por la que visitas Brujas en un día, puedes estar seguro que un día es más que suficiente para descubrir esta maravillosa ciudad situada al oeste de Bélgica. Muy bien situada para una excursión de un día desde Amsterdam en Holanda, París en Francia o desde Gante o Bruselas en el mismo Bélgica. Tanto si llegas a Brujas la noche anterior o si llegas temprano por la mañana, vas a necesitar bastante combustible para visitar la ciudad, porque la ciudad se descubre caminando fácilmente. La mejor manera de comenzar el día descubriendo Brujas es realizando una combinación de turismo y desayuno o lo que es lo mismo, un poco de turismo gastronómico bien de calorías porque aunque un día se suficiente para visitar Brujas, vas a necesitar bastante combustible. Un desayuno tradicional belga a base de un café o chocolate caliente y un gofre tradicional con chocolate, frutas o algún helado es una manera maravillosa de comenzar el día en Brujas. La histórica plaza del mercado está repleta de restaurantes, terrazas y puestos callejeros que ofrecen un perfecto telón de fondo para comenzar el día desayunando al más puro estilo belga. La Plaza del mercado principal de Brujas está rodeada de edificios históricos medievales, donde se pueden encontrar multitud de tiendas de dulces y regalos para los más golosos, la plaza es el centro de la ciudad y es un excelente punto de partida para comenzar a explorar la ciudad. Además, si como nosotros, viajas en Navidad, los mercados de Navidad son de lo más bonitos, en la plaza del mercado además rodean a una preciosa pista de patinaje sobre hielo. Mientras se camina y de descubre la ciudad y tras un buen desayuno, da tiempo a visitar al menos dos o tres museos hasta la hora de comer. El Museo Groeningemuseum alberga una gran variedad de impresionantes colecciones de arte, desde la pintura flamenca temprana al arte moderno. Desde ahí se puede caminar al cercano Museo del Chocolate, donde sorprende la fascinante historia del chocolate contada por un guía, y por supuesto, hay un montón de chocolate a un precio muy por debajo que el resto de tiendas de Brujas. Para tener una vista panorámica única de Brujas, lo mejor es subir a la torre del campanario, y desde aquí decidirse por algún museo importante como el Museo de Artes y Tradiciones Populares. Por otro lado, Brujas también tiene una serie de museos…

Nuestra Valoración de Brujas

Seguridad
Interés
Cosas que hacer / ver
Precio / Coste
Servicios

TOTAL

Brujas es una ciudad preciosa, es como viajar en el tiempo y situarte en la edad media. Sus calles son capaces de catapultar a cualquiera varios siglos atrás. La ciudad se camina bien, así que no hay dependencia de transporte.

User Rating: 4.13 ( 2 votes)
79


'Recorrer Brujas en un día' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

THEWOTME 3.0 TRAVEL MAGAZINE © 2015 the world thru my eyes.Todos los derechos reservados.