Viaje al interior de la tierra a través de un volcán Islandés

Siempre se dice que la naturaleza es caprichosa, y lo es, en forma de cascadas, formas geológicas, animales, pero también puede ser caprichosamente misteriosa. Hoy viajamos hasta un lugar donde ningún geólogo experto del mundo puede decir al 100% qué pudo suceder aquí, precisamente en una de las zonas volcánicas más activas del mundo para que uno de sus volcanes se vaciase por completo. En resumen, es como si alguien se hubiese acercado hasta aquí y hubiese quitado un tapón en el fondo que vaciase todo el magma del volcán Þrihnúkagígur.

Sea como fuere lo que pudo suceder exactamente aquí, hoy en día, las naturaleza nos ofrece una oportunidad única de realizar un viaje al interior de la tierra, una visita al corazón de nuestra madre tierra y sentir como nos abraza desde el interior, hoy abrazamos a nuestro planeta desde el interior desde su corazón, desde el interior del volcán.

Un viaje sobrevolando la impresionante zona lunar de la península de Snæfellsnes y el parque estatal de Bláfjöll, nos lleva hasta el refugio donde tras una preparación, una sopa de cordero típica islandesa y tras ponernos un casco y un arnés, nos pone rumbo al volcán por un campo de lava, hasta subir a la cima de un cráter volcánico perfectamente cónico, donde cargados de valor y sin saber muy bien dónde nos dirigíamos, nos montamos en un rudimentario pero seguro elevador de cable, muy parecido a los que se emplean para limpiar los cristales y ventanas de los rascacielos y que nos introducía por una angosta abertura hasta 120 metros de profundidad donde se encontraba la base del interior del volcán.

El volcán Þrihnúkagígur o Thrihnukagigur, cuya traducción al español es “Cráter de Tres Picos” está situado al sureste de Reikiavik, volcán que ha permanecido en estado latente y dormido durante más de 4000 años, pero no fue hasta 1974 cuando un equipo de aventureros islandeses dirigidos por Árni B. Stefansson descubrió la caverna a la que hoy se puede acceder a través de la boca de uno de los cráteres.

Tras acceder a su interior, encontramos una perfecta cámara abovedada de magma, pero, sin ningún tipo de magma. Sus colores debido a explosiones, cambios de temperatura y violentas erupciones nos permiten reconocer inmediatamente que este es un lugar único en el mundo. Su descrubridor, Árni Stefansson trabajó durante años para abrir el volcán al turismo, finalmente el éxito se produjo en el año 2012, año desde el que es posible viajar hasta las mismísimas entrañas de la madre tierra.

Para realizar ésta aventura, hay que ir en grupos guiados por expertos geólogos a través la empresa 3H Travel, ya que son los que exclusivamente explotan las visitas a ésta maravilla de la naturaleza. Si viajas con ellos desde Reikiavik en Helicóptero, éste te dejará en el campo base junto al cráter del volcán, si viajas en autobús, éste te llevará hasta la estación de esquí de Bláfjöll donde te provisionarán de ropa de abrigo y desde donde hay una caminata de una hora por un campo de lava hasta el campamento al pie del volcán Þrihnúkagígur, donde se forman los grupos para bajar al volcán tras tomar instrucciones de precaución, disfrutar de comida y bebida caliente e incluso juguetear con algún zorro ártico que suele refugiarse en los alrededores.

Aunque desde el campo base, no parece mucho, las dimensiones subterráneas del volcán Þrihnúkagígur son impresionantes. Su interior es lo suficientemente ámplio como para albergar cómodamente la estatua de la libertad de Nueva York o el edificio más alto de Reikiavik, su catedral  Hallgrímskirkja. Pero estos son sólo datos y cifras, algo que no se comprende hasta estar en el interior del volcán.

El volcán Thrihnukagigur o Þrihnúkagígur (en islandés) es único, ya que ha logrado conservar su forma cónica, incluso después de la misteriosa liberación de su magma. Los científicos creen que esto se debe a que el magma se drena por la parte inferior, en lugar de explotar por la parte superior … como dije anteriormente, “es como si alguien hubiese quitado el tapón del volcán”. El ascensor tarda unos siete minutos en llegar hasta la base en su interior, posteriormente tenemos una media hora para explorar la zona antes de regresar. El el interior hay grutas que llevan muchos cientos de metros más lejos, pero que no se permiten visitar por seguridad, en todo caso, con explorar sus cavidades interiores es suficiente. 

Es una sensación increíble, arrastrarse por dentadas rocas y mirar hacia arriba para ver la boca de su pequeño cráter a 120 metros de altura proyectando un haz de luz que a duras penas llega hasta el interior. En su interior se sienten las paredes chamuscadas por el calor de la lava, se pueden ver los colores vivos de los minerales de la tierra, colores amarillos, rojos, naranjas … es exactamente el aspecto que imaginaba tendría un volcán por dentro, siendo ésta, una experiencia simplemente inolvidable.

No puedo negar que los precios: 42,000kr (300€) por el viaje en autobús y 86,900kr (610€) en helicóptero y por persona, son ciertamente prohibitivos, pero en cierta manera ésto garantiza mucho la calidad y la seguridad de las visitas, no siendo para nada y al igual que otros puntos de interés de la isla, un “parque temático de la naturaleza”, pero si podemos decir que esta excursión forma parte de las excursiones de lujo en Islandia.

Esta aventura sólo puede realizarse entre el 15 de Mayo y el 30 de Septiembre, fechas entre las cuales hay visitas todos los días. Para más información y reservas lo mejor es que visites su web Inside the Volcano en insidethevolcano.com

También te invitamos a ver nuestro artículo sobre cómo visitar Islandia en pocos días y aprovechar al máximo un viaje a este maravilloso país, podéis ver el artículo aquí.

Email this to someonePrint this pageBuffer this pageTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0
Siempre se dice que la naturaleza es caprichosa, y lo es, en forma de cascadas, formas geológicas, animales, pero también puede ser caprichosamente misteriosa. Hoy viajamos hasta un lugar donde ningún geólogo experto del mundo puede decir al 100% qué pudo suceder aquí, precisamente en una de las zonas volcánicas más activas del mundo para que uno de sus volcanes se vaciase por completo. En resumen, es como si alguien se hubiese acercado hasta aquí y hubiese quitado un tapón en el fondo que vaciase todo el magma del volcán Þrihnúkagígur. Sea como fuere lo que pudo suceder exactamente aquí, hoy en día, las naturaleza nos ofrece una oportunidad única de realizar un viaje al interior de la tierra, una visita al corazón de nuestra madre tierra y sentir como nos abraza desde el interior, hoy abrazamos a nuestro planeta desde el interior desde su corazón, desde el interior del volcán. Un viaje sobrevolando la impresionante zona lunar de la península de Snæfellsnes y el parque estatal de Bláfjöll, nos lleva hasta el refugio donde tras una preparación, una sopa de cordero típica islandesa y tras ponernos un casco y un arnés, nos pone rumbo al volcán por un campo de lava, hasta subir a la cima de un cráter volcánico perfectamente cónico, donde cargados de valor y sin saber muy bien dónde nos dirigíamos, nos montamos en un rudimentario pero seguro elevador de cable, muy parecido a los que se emplean para limpiar los cristales y ventanas de los rascacielos y que nos introducía por una angosta abertura hasta 120 metros de profundidad donde se encontraba la base del interior del volcán. El volcán Þrihnúkagígur o Thrihnukagigur, cuya traducción al español es "Cráter de Tres Picos" está situado al sureste de Reikiavik, volcán que ha permanecido en estado latente y dormido durante más de 4000 años, pero no fue hasta 1974 cuando un equipo de aventureros islandeses dirigidos por Árni B. Stefansson descubrió la caverna a la que hoy se puede acceder a través de la boca de uno de los cráteres. Tras acceder a su interior, encontramos una perfecta cámara abovedada de magma, pero, sin ningún tipo de magma. Sus colores debido a explosiones, cambios de temperatura y violentas erupciones nos permiten reconocer inmediatamente que este es un lugar único en el mundo. Su descrubridor, Árni Stefansson trabajó durante años para abrir el volcán al turismo, finalmente el éxito se produjo en el año 2012, año desde el que es posible viajar hasta las mismísimas entrañas de la madre tierra. Para realizar ésta aventura, hay que ir en grupos guiados por expertos geólogos a través la empresa 3H Travel, ya que son los que exclusivamente explotan las visitas a ésta maravilla de la naturaleza. Si viajas con ellos desde Reikiavik en Helicóptero, éste te dejará en el campo base junto al cráter del volcán, si viajas en autobús, éste te llevará hasta la estación de esquí de Bláfjöll donde te provisionarán de ropa de abrigo y desde donde hay una caminata de una hora por…

Nuestra Valoración de "inside the volcano"

Transporte
Servicios
Calidad de la visita
Precios
Seguridad

TOTAL

La experiencia es única en el mundo, maravillosa, sobrecogedora, cierto que es que cosas como estas "no tienen precio", pero el precio es algo caro, aún así, nosotros recomendamos la visita a las entrañas de la madre tierra.

User Rating: 4.85 ( 1 votes)
74


'Viaje al interior de la tierra a través de un volcán Islandés' have 2 comments

  1. 9 marzo, 2016 @ 18:08 jordi (milviatges)
    Twitter:

    Madre mía chicos! Se me había pasado esta entrada. Cuando estuvimos el año pasado lo miramos, pero la Virgen, esto va a quedar para otra vida. Mucha pasta… desde luego, parece un experiencia extraordinaria. Me alegro de que nos la hayas contado.
    un saludo, Alfonso!

    Reply


Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

THEWOTME 3.0 TRAVEL MAGAZINE © 2015 the world thru my eyes.Todos los derechos reservados.